*

Review: “Toy Story 4”, una gran vuelta a la infancia

Por:

Viernes 14 de Junio de 2019 | 17:05 hrs.

Review: “Toy Story 4”, una gran vuelta a la infancia

Y ya vemos una posible nominación a los Oscar.

⭐⭐⭐⭐⭐

Queda una semana para el estreno de Toy Story 4 en Chile y lo único que podemos decir es que llorarás… mucho.

La película dirigida por Josh Cooley, guionista de Intensamentetrae de vuelta a los queridos juguetes de Andy, esta vez en posesión de Bonnie. Esta entrega introduce además nuevos personajes como Duke Caboom (Keanu Reeves) y Bunny (Jordan Peele).

Pero vamos a lo importante. En Radio Zero ya vimos la cuarta entrega de la saga de Pixar y solo podemos decir una cosa: te emocionarás hasta llorar.

Toy Story 4 no nos presenta nada nuevo: una niña comienza un nuevo ciclo en su vida (entra a Kinder) y para pasar el rato crea un nuevo juguete, Forky, que luego se pierde. Hasta acá es bastante parecida a Toy Story Toy Story 2Lo que hace increíble a la nueva entrega es la ejecución y, principalmente, su estética.

La animación de la nueva aventura de Woody, Buzz y sus amigos está hecha a la perfección. Con encuadres y planos muy bien cuidados, donde se distinguen diferentes objetos y personajes en las distintas capas, la textura de los juguetes, las luces y cosas tan sencillas como el polvo y las telarañas nos demuestran cuán bien están utilizando las tecnologías.

Los personajes se mantienen más o menos iguales, solo cambia el villano (una muñeca llamada Gabby Gabby) y los personajes secundarios como Duke Caboom, interpretado por Keanu Reeves; y Ducky y Bunny, interpretados por Keegan-Michael Key y Jordan Peele, una pareja de peluches que están unidos por los brazos. Forky, que es lo más alto de la película, está extraordinariamente interpretado por Tony Hale.

Resultado de imagen para forky toy story 4

Vuelve también como colaborador el gran Randy Newman, dos veces ganador del Oscar a Mejor Canción Original por If I Didn’t Have You en 2001 para la película Monsters, Inc., y por We Belong Together en 2011 para la tercera entrega de Toy Story.

Para no hacer tanto spoilers solo diremos que los problemas esbozados en la cinta siguen siendo muy atingentes y dirigidos a la emoción. Pero eso es lo que nos encanta de películas como Toy Story. La maternidad, el primer día en ambientes desconocidos, la niñez y la diversión, y por supuesto la amistad. Son temas que se enfrentan recurremente en las películas de Disney y Pixar y que nos siguen emocionando.

Vemos la pérdida de un juguete o el reencuentro con la felicidad (expresado a través del reencuentro con un niño que quiera jugar contigo) como un lugar común. Todos hemos estado allí. Nos recuerda a esa persona que perdimos, a esa persona con la que nos reencontramos.

Después de todo Toy Story sigue siendo una película muy humana, solo que expresada a través de juguetes. Al final la historia de Woody y sus amigos solo es la excusa para mirar a través de nosotros y decir “te necesito”. Es por eso que nunca nos cansaremos de verla.

Es, hasta ahora, la mejor película animada del año, y no sorprendería que gane el Oscar a Mejor Película Animada, que ya ganó la tercera entrega de la película el 2011.

Mira el tráiler acá:

Comparte en tus Redes:

También en Zero