*

Review: “Rocketman”, un viaje casi completo

Por:

Jueves 30 de Mayo de 2019 | 21:29 hrs.

Review: “Rocketman”, un viaje casi completo

Te contamos sobre la biopic de Elton John acá.

⭐⭐⭐⭐½

Va a ser un viaje alucinante“, le dice John Reid a Elton John cuando se conocen tras su presentación en el club The Troubadour, ubicado en Estados Unidos. Y Reid tiene razón, lo es.

El viaje que nos propone Rocketman sobre una de las máximas estrellas del rock británico está cerca de ser una las de mejores biopic sobre músicos, si no fuera porque parece incompleta.

Pero primero hay que destacar lo bueno, y entre ello está su protagonista, Taron Egerton. El también protagonista de ambas entregas de Kingsman (2014 y 2017) hace un papel excepcional en la piel de Elton, tanto por su actuación como por la interpretación de los éxitos del británico.

Las canciones son esenciales para contar la historia, y aunque a veces parecen un poco excesivas, se agradece el intento de Lee Hall (Billy Elliot, 2000) por integrarlas de modo diferente: a ratos muy musical, con coreografías y duetos incluidos; en otros, como breves diálogos musicales. ¿Se le hizo justicia a las canciones escritas por Bernie Taupin y musicalizadas por Elton? Podríamos decir que sí, parcialmente. Uno siempre espera algo espectacular, pero la forma experimental de la película justifica ciertas decisiones como la musical… o la de vestuario.

Taron debe usar cerca de 30 atuendos diferentes en 2 horas y 10 minutos de cinta, lo que es de todas maneras un acierto. La ejecución puede no gustarle a todos, pero incorporar algunos de los conjuntos más famosos del cantante con esa destreza, cambiando algunos con diferencias de segundos, habla de un excepcional trabajo de montaje y, por supuesto, de vestuario. No sería raro ver a Julian Day, encargado del diseño de vestuario, nominado a un Oscar el próximo año, o al gran equipo responsable del maquillaje y peluquería.

Resultado de imagen para rocketman 2019

Resultado de imagen para rocketman 2019

La crítica no ha sido favorable para los medios más tradicionales. La tildan de vacía, sin ahondar en problemas ni en las reales razones de por qué Elton está tan triste. El asunto es que Rocketman no busca ser una gran explicación de la vida de Elton ni ganar el premio Independent Spirit a la Mejor Película. Rocketman es, sin duda, una película comercial. ¿Qué más esperaban?

Mucho mejor que Bohemian Rhapsodyla biopic sobre el vocalista de Queen, Freddie Mercury, sabíamos desde el principio que la película sobre la vida abreviada de Elton John, una de las máximas estrellas de la música, era producida por el mismo Elton. A pesar de ser mucho más sincera que Bohemian Rhapsody algo le falta, pero claro, el británico también mete mano y conserva algo de su privacidad. Eso sucede principalmente al final: la película termina con un Taron cantando y bailando al ritmo de I’m Still Standingrecreando el vídeo oficial. Luego unos créditos con fotos reales nos explica qué hizo John en los últimos 36 años, dejando fuera canciones icónicas como Sacrifice Nikita, una época muy alejada de su etapa rocanrolera de los ’70.

Tenemos también el factor de Dexter Fletcher, quien dirigió la biopic de Mercury luego de la salida de Bryan Singer. Aquella entrega fue un éxito en taquilla, y lo fichan en Rocketman para conseguir un éxito similar. A esto se suma la incorporación de estrellas en ascenso como Taron Egerton y Jamie Bell.

La película se disfruta seas o no seas fan de Elton John, que significa otro acierto. Es en definitiva un trabajo logrado pero con fallas, como todo en la vida. Lo que probablemente causa más molestia es la escena inicial y que se mantiene como hilo conductor hasta 3/4 de la película: el intento de redención de Elton; todo comienza cuando el cantante ingresa a una reunión de alcohólicos anónimos para contar su vida.

Y termina con un mensaje: Elton finalmente encuentra el amor, deja el alcohol y logra superar los obstáculos que la vida le puso. Tal como Rocketman.

Mira el tráiler acá:

Comparte en tus Redes:

También en Zero