*

La historia tras esta triste escena de Titanic

Por:

Lunes 4 de Diciembre de 2017 | 17:29 hrs.

La historia tras esta triste escena de Titanic

Saquen sus pañuelos vuid@s de Jack.

En vísperas del aniversario número veinte de Titanic, han aparecido varios misterios sobre la película, el rodaje y las historias que inspiraron este clásico de las películas románticas (cebolla, o como quieras llamarle).

En marco de esto, Buzzfeed contó que los abuelos que aparecen abrazados en la cama mientras su pieza se inunda, en verdad existieron.

historia

Esta escena representa a la historia de los Straus, quienes escogieron permanecer en el barco para morir juntos.

La historia

Sus nombres eran Isidor e Ida Straus, pasajeros de primera clase en Titanic, el barco más invensible -ok not- del mundo en ese minuto.

Isidor era uno de los dueños de Macy’s -la gran multitienda- y también era congresista del partido demócrata.

Se casaron en 1871 y eran una de las parejas más ricas a bordo del barco. Habían estado de vacaciones en Francia, y su retorno a Estados Unidos decidieron hacerlo a través del Titanic. Fue la peor idea que pudieron haber tenido.

historia

Cuando el Titanic chocó con el iceberg a Ida le ofrecieron inmediatamente un puesto -por ser pasajera de primera clase- en uno de los botes. Isisdor la llevó al bote, sin embargo, a último minuto, ella se rehusó a subir porque no quería dejar solo a su marido.

Además, se le ofreció a Isidor un lugar en el bote salvavidas (porque era un pasajero VIP), pero lo rechazó porque, según testigos, dijo que “no iría delante de otros hombres”.

Después de insistir a Ida de subir nuevamente a un bote salvavidas, ella le dijo una vez más, “supuestamente”: “Hemos estado viviendo juntos durante muchos años. A donde quiera que vaya, voy”. Al menos es lo que asegura Buzzfeed.

Finalmente, Ida le regaló su lugar a su doncella, Ellen Bird. Según archivos que recopilaron lo que fue esta tragedia marítima, ella e Isidor fueron vistos por última vez en la cubierta del barco, sosteniéndose el uno al otro. Así lo ilustró un diario francés de la época.

historia

Incluso, James Cameron recreo la escena de  “A donde quiera que vaya, voy”. Es una de las que quedó fuera de la película. 

Dale play aquí:

Aunque ellos no murieron abrazados en la cama mientras su camarote se llenaba de agua gélida, sí podemos asegurar que esta pareja murió junta porque decidieron quedarse a bordo.

 

 

 

Comparte en tus Redes:

También en Zero