*

Tratar a las mascotas como hijos puede desarrollar trastornos psicológicos

Por:

Viernes 10 de Enero de 2020 | 16:23 hrs.

Tratar a las mascotas como hijos puede desarrollar trastornos psicológicos

Especialistas de la UNAM aseguran que tratar a mascotas como un hijos puede traer repercusiones tanto para el dueño como para las especies de compañía.

El Instituto de Investigaciones Antropológicas, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), publicó un estudio que afirma que tratar a las mascotas domésticas como hijos podría causar trastornos psicológicos, tanto en humanos como animales.

Según Raúl Valadez Azúa, investigador de la casa de estudios, estas conductas “rompen con la interacción hombre-perro”, ya que se trata a los animales como si fuese humanos.

A largo plazo, esto puede provocar una pérdida en sus sentidos de reproducción, así como en la relación que tienen con sus semejantes.

“Introducir a un animal a un esquema que no es parte de su esencia afecta su perspectiva y es incapaz de procrear, porque no reconoce a los miembros de su especie como pares”, mencionó Valadez.

El académico, que presentó el estudio en la conferencia ‘Ensamble vidas de perros: Acercamientos Interdisciplinarios a las presencias caninas en la historia’, señaló que esta dinámica se ha visto impulsada por comportamientos consumista e individualistas. La sociedad cada vez está más inmersa en el aislamiento personal, la ciber comunicación e inseguridad.

“Los perros se convirtieron en un artículo de comercio, pues al adquirir uno también se compran gran cantidad de objetos para él; esto se reforzó cuando aparecieron películas donde ellos eran los protagonistas”, agregó.

Explicó que muchos humanos adquieren animales sin tomar en cuenta las condiciones y necesidades de la familia con una mascota.

Humanos y perros, una convivencia afín

“Esta convivencia es real, con esquemas de comunicación, vínculos afectivos, alimento y espacios compartidos, cuidado mutuo, y en donde los individuos adultos reconocen a las crías del otro como seres que deben ser protegidos”, aseguró el investigador.

Esto puede provocar en las mascotas ansiedad, debido a que buscan realizar actividades que no son propias de su especie y eso limita su correcto desarrollo.

Moisés Heiblumprofesor de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la misma casa de estudios, agregó que si un perro está todo el tiempo con su dueño crea apego excesivo, lo que al alejarse de éste podría provocarle ataques de pánico que lo lleven a destruir o morder objetos, vocalizar, orinar y defecar dentro del hogar.

Heiblum recomendó enseñarle a las mascotas a ganarse las cosas:

“Sin ningún tipo de violencia o sometimiento, se les debe instruir con tres o cuatro comandos a través de refuerzo positivo, para que cada vez que quieran algo ‘paguen’ para conseguirlo”.

De esta manera, se les instruirá a pedir las cosas “por favor” a su manera. Así lograrán comunicarse de manera estable, y los animales de compañía sabrán cómo conseguir lo que les gusta disminuyendo considerablemente sus niveles de ansiedad.

Comparte en tus Redes:

También en Zero