*

Tras 30 años de esfuerzo, tradicional ferretería porteña cierra debido a saqueos y caos

Por:

Jueves 28 de Noviembre de 2019 | 17:44 hrs.

Tras 30 años de esfuerzo, tradicional ferretería porteña cierra debido a saqueos y caos

El dueño hizo una emotiva carta en la que detalló que despidió a trabajadores que llevaban más de 20 años trabajando con él...

Una triste noticia golpeó al comercio porteños, ya que la tradicional ferretería Pernoval debió cerrar sus puertas tras la difícil situación que se vive a diario en el centro de Valparaíso tras el estallido social. El local ha sido víctima de saqueos y destrozos desde que comenzó la crisis el 18 de octubre.

Su dueño, José Valdebenito, por medio de una emotiva carta, dio a conocer la noticia según consigna el diario La Estrella de Valparaíso.

El local ubicado en la avenida Pedro Montt 2177, frente a Parque Italia, había tenido hasta estos últimos días un pegado que decía: “Apoyamos el movimiento social. No destruya nuestro local”, según detalló Meganoticias.

La publicación de esta carta generó un fuerte apoyo en redes sociales, pero también mucha pena ante la desaparición del comercio más antiguo de Valparaíso.

La Estrella fue hasta la sucursal de Placilla de Pernoval (Segunda del Sur 431) para intentar obtener declaraciones de don José Santos, pero sus trabajadores aseguraron que estaba muy afectado y que no estaba entregando declaraciones a la prensa.

A continuación puedes leer esta sentida despedida de Pernoval:

Querida familia y amigos, con mi pesar les comunico que hemos cerrado definitivamente la sala de venta Pernoval Pedro Montt. No solo lo lamento por mis treinta años de trabajo y sacrificio, si no que ante todo por mis colaboradores, es decir, nuestros trabajadores algunos de ellos con más de 20 años de permanencia en la empresa.

Nos vimos en la imperiosa necesidad por el saqueo y caos, de despedirlos, (los trabajadores) quedaron destrozados y no pude aguantar las lágrimas, que me las tragaba y sentía que corrían por dentro de mi garganta, mientras se los comunicaba.

Lo que sí estoy seguro, es que cualquier cosa que ocurra, tendré que seguir trabajando, porque de brazos cruzados no me quedaré y prefiero morir trabajando por mi país que rendirme. Piensen en estas últimas palabras, es lo único que tenemos que hacer, pase lo que pase.

Gracias por el apoyo que nos han enviado con sus palabras y oraciones.

 

Comparte en tus Redes:

También en Zero