*

Paseos en calzoncillos, el embassy cat y heces en paredes: La vida de Julian Assange en la embajada de Ecuador

Por:

Viernes 12 de Abril de 2019 | 14:37 hrs.

Paseos en calzoncillos, el embassy cat y heces en paredes: La vida de Julian Assange en la embajada de Ecuador

Mientras que Anonymus pide su liberación.

Tras siete años de refugio en la embajada de Ecuador en Londres, Julian Assange fue detenido. El país latino le quitó el asilo diplomático y fue entregado a Scotland Yard; quienes lo extraditarán a EE.UU.

Durante todo este tiempo pasaron muchas cosas que no tenían para nada contentos a las personas de la embajada, no por nada Linin Moreno, presidente de Ecuador, cuando comunicó la noticia dijo:

“Hemos quitado el asilo a este malcriado. De ahora en adelante tendremos mucho cuidado de dar asilo en el momento que sea, a darlo a gente que realmente valga la pena, y no a miserables hackers cuya única intención es desestabilizar gobiernos”.

A continuación te contamos un resumen de la extraña vida de Assange en la embajada de Ecuador.

Olor y heces

Un alto cargo ecuatoriano -sin revelar su identidad- describió su habituación como un “territorio soberano dentro de un territorio soberano” al que ningún trabajador del número 3 de Hans Crescent podía entrar.

No se duchaba en semanas y tenía un problema dental por lo que las quejas de mala higiene eran recurrentes. Según autoridades, Assange incluso llegó a esparcir caca por las paredes de la embajada.

“Ha puesto heces fecales en nuestra casa, ha golpeado a nuestros guardias, a la gente de Ecuador, ha dicho que el Ecuador es -no quiero repetirles la palabra- pero además que es un país insignificante en el mundo, eso es lo que éramos para él”, explicó Lenin Moreno

Otros medios han atribuido que el tema de las heces fue un episodio puntual cuando Assange estuvo enfermo del estómago. Sus abogados han negado el hecho.

El personal diplomático se quejó de que patinaba por la noche, ponía música muy alta y se paseaba en ropa interior sin preocuparse por los demás en la mini sede.

La gota que habría rebalsado el vaso fue la decisión de WikiLeaks de publicar información sobre una supuesta cuenta bancaria en el extranjero controlada por el hermano de Lenin Moreno. Además se filtraron fotografías personales del Presidente tumbado en la cama y de familiares bailando.

Embassy Cat

Durante su estadía en la embajada de Ecuador, Assange estuvo acompañado de un gato al que la prensa lo apodó “embassy cat”…¿Qué fue de él? Según Carlos Poveda, abogado del periodista, está a salvo y fue evacuado semanas antes de que se terminara el asilo.

El año pasado, la embajada ecuatoriana amenazó al fundador de Wikileaks con mandar a su famoso gato a la perrera a menos de que este “se ocupara de él”. Ante las amenazas, la decisión por parte del refugiado fue pedirle a sus abogados el pasado noviembre que enviaran al gato con su familia.

“No está aquí desde septiembre, si no me equivoco. Los abogados del señor Assange se lo llevaron hace mucho (…) No somos una tienda de mascotas, por lo que no tenemos animales aquí”, dijo el representante de la embajada a la agencia rusa Sputnik.

Assange adoptó a este gatuno en mayo de 2016. El animal se hizo popular en las redes sociales y tiene cuentas propias en Twitter e Instagram. Seguido miraba por la ventana de la con su mini corbata. Tenía sus propias cuentas de Instagram y Twitter.

Ver esta publicación en Instagram

Just another meow-nic Monday! 😸

Una publicación compartida de Embassy Cat (@embassycat) el

Por el momento Anonymus, amenazó a los gobiernos occidentales que “trabajan para silenciar” a los que revelan “sus más sucios secretos”, según el último video que subió el grupo a YouTube.

Comparte en tus Redes:

También en Zero