*

Marcelo Ríos sueña con su regreso: “Imagínate: ganar un challenger a los 43 años es bonito”

Por:

Miércoles 19 de Diciembre de 2018 | 14:25 hrs.

Marcelo Ríos sueña con su regreso: “Imagínate: ganar un challenger a los 43 años es bonito”

Marcelo Ríos está decidido: quiere volver a jugar.

Con 43 años quiere concretar en enero del próximo su retorno al profesionalismo, y para lograrlo está viendo la posibilidad de ser invitado a participar en un Challenger en Ohio, Estados Unidos.

El ex número del mundo fue más allá, ya que expresó sus ganas de triunfar en un challenger a su edad: “Mi idea es volver a jugar un challenger en Estados Unidos, el 7 de enero. Le pedí ayuda a un tipo muy capacitado como Pato Apey, para que me consiga un wild card. Más que yo querer jugar, porque no quiero volver al Tour, sí jugar un torneo en Ohio, de 50 mil dólares. Un challenger y poder ganarlo y llegar a hacer historia de nuevo y tratar de ser el jugador más viejo en ganar un torneo profesional”.

“No es para volver, pero me bajó esto, porque me sentía bien, tenía el apoyo de mi señora, que me había dicho que jugara con los veteranos, pero le dije: ‘qué lata, no es lo mío’. Le encontré sentido, estoy cerca, me sentía bien. Habíamos visto otro challengers, pero lamentablemente los challengers son de la USTA. Entonces, ellos tienen un contrato en el que dan los wild cards a los americanos y no me lo pueden dar. En Ohio estoy esperando. Y si no se puede, no lo voy a hacer. Hay otro en Orlando en febrero, pero está la Copa Davis y no me da para entrenar un mes. Entrené estos 10, 20 días, y con eso me siento bastante bien como para jugar ya”, añadió.

Agrega además que “están en conversaciones. No sé en lo que va, no he hablado con el Pato. Pero le dije que tenía que saberlo antes de empezar la exhibición, porque tengo que entrenarme un poco más. Tampoco quiero entrenar para que después me digan que no. Entonces, no quiero quedar con el gustito y sentirme que estoy jugando bien. Es una locura que se me ocurrió. Obviamente he pensado bien y con moderación”.

Eso sí, descartó cualquier torneo grande: “Tampoco me voy a meter a jugar un ATP, porque sé que no estoy para eso. Es solo para sentirme todavía vivo. A los 43 años, yo sé que no es lo mismo. Con pendejos de 20 se nota la diferencia. Lógicamente los tipos son fuertes y físicamente más capacitados, pero me siento capaz de hacer algo”.

“Pato me decía: ‘Juégate el challenger y después te consigues un wild card en un 250’. No es eso, yo no quiero viajar ni nada. Lo estoy haciendo porque vivo en Estados Unidos, me he sentido bien, he estado jugando bien y la gente en Twitter de repente me dice que vuelva y me ha picado el bichito. Si no me hubiera sentido bien ni hubiera bajado de peso, como cuando jugaba, ni tratar de hacerlo bien y sentir que era rico, no hubiera tomado la decisión. De aquí al 7 me puedo lesionar, porque entreno harto y puede pasar cualquier cosa, pero me gustaría hacerlo, que me dieran el wild card, intentarlo”, completó.

“Sería para hacer historia. Imagínate: ganar un challenger a los 43 años es bonito, sea en lo que sea. Me siento capacitado para jugarlo y ganarlo. Si no me sintiera jugando bien, no lo haría. No lo necesito, es más lo que pierdo que lo que gano. Pero estoy capacitado”, concluyó el tenista.

Fuente: La Tercera.

Comparte en tus Redes:

También en Zero