*

Leon Bridges: “Sería muy triste llegar a una época en la que la gente no sepa quién fue Marvin Gaye”

Por:

Miércoles 30 de Mayo de 2018 | 14:32 hrs.

Leon Bridges: “Sería muy triste llegar a una época en la que la gente no sepa quién fue Marvin Gaye”

La primera visita a Chile de Leon Bridges fue tan sorpresiva como fortuita. Y se confirmó hace casi un año, como show de apertura para la gira latinoamericana que trajo también por primera vez al ex One Direction Harry Styles.

Antes de debutar en nuestro país, el crooner estadounidense –cuyo disco debut, Coming Home, fue un éxito total hace tres años pese a sonar como si fuera de 1967– nos recibió en su hotel para hablar sobre esta primera visita, el purismo en su forma de grabar y cómo decidió reinventarse con un toque moderno en Good Thing, su recién estrenado segundo álbum.

 

Por Nicolás Castro

 

Fue muy sorpresivo tenerte bajo estas circunstancias. ¿Cómo tomas esta primera visita?

Sí, es mi primera vez en Sudamérica y estoy muy emocionado por lo que he podido ver de la ciudad y en redes sociales. Es increíble saber que tengo fans acá. Me encanta la idea de tocar con Harry Styles y voy a dar todo de mí.

¿Y cómo se dio esa oportunidad de venir con él? ¿Tuvo que ver con ser compañeros de sello?

Sí, eso ayudó mucho. Creo que la primera idea vino desde nuestros managements, pero luego conocí a Harry en una fiesta en Los Angeles y me lo mencionó también. Le dije que no me perdería la oportunidad por nada del mundo, de poder venir hasta acá, tocar arenas y ver cómo resulta.

¿Estás acostumbrado a tocar arenas ya o te acomoda mejor poder hacerlo en teatros más íntimos? Te lo pregunto por la naturaleza de tu música, que puede funcionar mejor en estos últimos quizás. ¿Preparas de forma distinta estos shows?

Vaya, sí. No he tocado tantas arenas todavía. Mi primer show así fue en Houston, pero me encanta el ambiente más íntimo y luego la idea de poder empujar ese energía en un escenario más grande.

Me acuerdo perfectamente la primera vez que escuché Coming Home. Un amigo me lo mostró y pensé que era imposible que fuera de esta época. Parecía más un disco perdido de alguien de los ’60. ¿Cómo llegaste a esta música y cómo decidiste ser tan respetuosa de la forma en que se graba?

Jajaja, eso es genial, gracias. Bueno, escuché mucho soul creciendo por mis papás. Mi papá era un gran fanático de Earth Wind & Fire, Kool & The Gang, Sam Cooke, Otis Redding… Tocaba eso mientras estábamos en la casa, en el auto, y así fueron mis primeros acercamientos. Luego, cuando empecé a interesarme en escribir canciones, conocí a una banda llamada The Texas Gentlemen, que estaban haciendo música inspirada en el soul de los ’70. Eso me inspiró para acercarme a la década de los ’60, ya que me considero un purista de cierta manera. Cuando lo quise hacer, quise ser fiel al sonido. Le podría haber dado una vuelta moderna, pero en ese momento quería ser lo más genuino al sonido posible.

¿Eso te hacía ser un poco desadaptado entre la gente de tu edad? Porque una cosas es escuchar esa música cuando creces, pero luego la historia dice que ésa es la música que se samplea y se rapea encima.

Jaja sí, seguro. Definitivamente era un poco raro dentro de la comunidad tejana de donde vengo. Mucho de lo que hacía no existía en mi área. Probablemente podías ir a Nueva York o Los Angeles y encontrar alguien siguiendo el estilo de moda o de música que yo estaba persiguiendo, pero en Texas no era la vibra para nada. Un tipo negro con pantalones altos a la cintura haciendo soul clásico es raro. Si ves Dallas, todo el R&B es más neo soul, porque Erykah Badu es de ahí. De donde soy yo sólo hay country, así que era fácil sentirse atascado de cierta forma.

¿Y te inspiraron algunos contemporáneos tuyos, o un poco mayores, haciendo algo así? Pienso en Michael Kiwanuka en Inglaterra, quizás Mayer Hawthorne. ¿Te sentías parte de algo?

Honestamente, no los conocía a ellos, ni tampoco a The Dap-Tones, antes de meterme en esto. En mi área, en mi ambiente, habían algunos locales haciendo lo mismo que me inspiraron. A los que menciones los conocí después. Creo que eso puede haber funcionado a mi favor, ya que si miras a los Dap-Tones, se nota el conocimiento que tienen. Ellos escucharon y estudiaron los discos de soul más viejos. Yo lo hice de forma más natural o instintiva, conociendo una pequeña parte de la música.

Y ahora tu disco nuevo tiene un sonido mucho más moderno, llevado al presente. ¿Fue eso una decisión consciente? ¿La de no repetir el truco, y usar el primero como un paso para luego construir un sonido más propio?

Si, definitivamente fue algo intencional. Si hubiera hecho otro disco similar a Coming Home, me hubiera seguido manteniendo pegado en esta dirección en la que no quería que mi carrera se fuera. Me encanta la música moderna también, así que busqué la forma de darle mi visión a eso y darle algo fresco.

Estaba leyendo los créditos de ese disco y me llamó la atención que aparece un crédito a Curtis Mayfield en la primera canción. ¿Por qué?

Jajaja, eso es muy divertido. Básicamente la introducción orquestal tiene una vibra muy similar a “The Makings of You”, de Curtis Mayfield, así que tuvimos que darle un pedazo de eso.

Antes de que llegara alguien a reclamar, como la familia de Marvin Gaye…

Jajaja, antes de que fuéramos demandados por la familia de Marvin Gaye, la familia de Curtis Mayfield, la familia de Sam Cooke…

Mejor prevenir siempre.

Exacto. Aunque, bueno, yo no tuve nada que ver en la producción de eso, pero quedó increíble.

¿Cómo salen tus canciones entonces? ¿Grabas letras y demos por tu cuenta primero y después las trabajas con más gente?

Sí, Good Thing fue algo colaborativo. Éramos Ricky Reed, algunos productores de mi ciudad y yo en una pieza, tirando ideas y letras sobre cualquiera fuese el jam que estábamos haciendo ese día. No sabíamos necesariamente qué sonido queríamos lograr, así que por eso el resultado es tan diverso. Fue una experiencia que me abrió mucho los ojos: poder ver de cerca cómo operan los compositores profesionales.

¿Sientes que tienes una especie de deber de mantener viva esta tradición musical para que no se pierda en nuevas generaciones?

Sí, bueno. No lo veo tanto como una obligación, pero creo que es importante poder educar a la gente sobre este tipo de música, porque siento que se está desvaneciendo a medida de que avanza el tiempo. Sería muy triste que lleguemos a una época más adelante en la que la gente no sepa quién es Marvin Gaye. Es bueno poder ser un artista que se inspira en ellos y lo transmite a la gente.

Y en ese sentido, ¿te sorprendió haber tenido tanto éxito sacando un primer disco que no sonaba como el resto de los discos de esta época?

Definitivamente. Creo que alguna gente lo ve como si yo supiera exactamente que este disco iba a tener éxito, pero no lo sabía. No pensaba que hubiera una audiencia para esto. No lo pensaba a ese nivel. Sólo busqué hacer algo que se sintiera real para mí y que me sonara bien.

Comparte en tus Redes:

También en Zero