*

Por qué el desbloqueo de celulares es un tema verde

Por:

Jueves 19 de Diciembre de 2013 | 1:37 hrs.

Por qué el desbloqueo de celulares es un tema verde

Hace poco tiempo un dictamen de la Biblioteca del Congreso de EE.UU decidió declarar ilegal el desbloqueo, siendo que un sólo equipo celular tiene poco más de la mitad de los elementos de la tabla periódica. Lo mejor sería reutilizarlo para no aumentar el e-waste en el mundo.

Mucho se dice sobre el desbloqueo de celulares en la prensa, sobre todo en Estados Unidos, donde hace poco tiempo un dictamen de la Biblioteca del Congreso decidió declarar ilegal ese recurso.

El desbloqueo de celulares se aplica al software del dispositivo y deshabilita el bloqueo a la tarjeta SIM (el chip). Así, una vez que el contrato con la compañía celular se termina, los dueños de equipos desbloqueados pueden cambiar de proveedor según sus preferencias. Durante mucho tiempo, las empresas de telefonía móvil estadounidenses AT&T y Verizon se han opuesto a esta práctica, aduciendo una violación de los derechos de autor bajo la Digital Millenium Copyright Act (DMCA) de 1998, una ley diseñada para prevenir la piratería. Durante los últimos tres años, el desbloqueo de celulares había sido eximido de la DMCA. Pero cuando el bibliotecario del Congreso levantó la exención, se hizo ilegal desbloquear los equipos.

La prohibición entró en vigor el 26 de enero de este año, con activistas de derechos digitales y defensores de la propiedad personas movilizando fuerzas y una petición a la Casa Blanca para que legalizara el desbloqueo. A principios de marzo la respuesta llegó. El Gobierno daba su respaldo a legalizar el desbloqueo de teléfonos celulares ytablets.

Y mientras este tema es totalmente una cuestión de derechos del consumidor y digitales, algo muy importante se ha ignorado en las discusiones: el desbloqueo también es un asunto verde. Más de 400 mil teléfonos celulares son decomisados cada día en Estados Unidos; muchos de ellos terminan en tarros de basura y vertederos y cerca de mil millones de equipos están guardados en cajones o armarios, perdiendo valor mientras esperan ser puestos en uso nuevamente.

El cambio de equipos es una práctica común, pero sólo funciona si ambos teléfonos son de la misma compañía, una limitación artificial que ha creado una barrera enorme a la economía del intercambio y la reutilización de móviles antiguos. El retorno del desbloqueo ayudará a mantener más dispositivos en servicio y fuera de la corriente de artículos funcionales, pero en desuso.
La tecnología inalámbrica es un gran negocio, tanto en Estados Unidos como en el resto del planeta. De hecho, ya es común que en algunos países existen más equipos móviles que población.
Para 2012, Apple había vendido más de 85 millones de iPhones y 34 millones de iPads. A la fecha Samsung, que acaba de sacar un nuevo smartphone (el comentado Galaxy S4), ha producido más de 800 millones de teléfonos móviles. Los números aumentan cada día con las eventuales consecuencias medioambientales.

La fabricación de productos electrónicos no es una industria limpia. Un solo equipo celular tiene poco más de la mitad de los elementos de la tabla periódica, la mayoría de los cuales no se puede recuperar con reciclaje. La minería, impulsada por la demanda de materiales para más dispositivos está devastando el medio ambiente y provocando la contaminación del agua con catastróficas consecuencias.
Minerales de conflicto como el coltán son necesarios para cada nuevo teléfono celular y los señores de la guerra utilizan sus ganancias para financiar conflictos que desgarran lugares como la República Democrática del Congo.

Más allá de estos evidentes efectos nocivos, otra amenaza muy real son los desechos electrónicos, donde sólo el 18% se recicla. Como consecuencia, el e-waste se acumula en vertederos por todo el mundo. Mientras más equipos electrónicos consumimos, peor se vuelve el problema.

La gran oportunidad que se tiene para frenar el daño medioambiental que provoca la manufactura de equipos electrónicos es hacer que los gadgets sean reutilizables. El desbloqueo es parte de la solución. Un cliente de telefonía celular cambia de proveedor cada cuatro años. Los dispositivos bloqueados no se pueden llevar a otra compañía por lo tanto, aún siendo completamente funcional, se vuelven obsoletos en cada cambio.
Fuente: Why unlocking cell phones is a green issue (Treehugger)

Comparte en tus Redes: