*

Cinco canciones para recordar el legado de George Harrison

Por:

Lunes 25 de Febrero de 2019 | 19:09 hrs.

Cinco canciones para recordar el legado de George Harrison

El legendario guitarrista de The Beatles cumple 76 años.

Un día como hoy en 1943 nació George Harrison, en la ciudad de Liverpool, Inglaterra. El músico, cantante y compositor se convirtió en el legendario guitarrista en The Beatles, volviéndose una pieza fundamental en el éxito de la banda.

Pese a que era considerado como “el beatle tranquilo” o “el beatle callado”, era solo por su personalidad bajo perfil, sin embargo George Harrison fue un brillante guitarrista que compuso algunas de las canciones más bonitas de la banda.

Es por esta razón que en su cumpleaños número 76 queremos hacerle un homenaje y recordar cinco canciones esenciales de su legado:

1. Something

Parte del álbum Abbey Road (1969), “Something” es una de las canciones más notables de las composiciones de Harrison. Una canción mundialmente reconocida que ha sido interpretada por artistas como Elvis Presley, Frank Sinatra, entre otros.

2. Here Comes The Sun

Otra más del Abbey Road (1969), también se convirtió en uno de los clásicos fundamentales de The Beatles. La canción nació después de que George Harrison colaborará en un disco de Cream junto al guitarrista Eric Clapton. 

3. Taxman

La canción que da inicio al álbum Revolver (1966). “Taxman” es un tema crítico que hace referencia al abusivo cobro de impuesto a los artistas con ingresos altos como The Beatles, que a veces llegaba a alcanzar el 95% de sus ganancias.

4. While My Guitar Gently Weeps

El principal single del The White Album (1968) fue compuesta por George Harrison, también en colaboración de Eric Clapton, quien grabó los solos de guitarra de la canción. Fue posicionada en el puesto 27 de la lista de los 50 mejores de guitarra de NME.

5. My Sweet Lord

Perteneciente a su disco solista All Things Must Pass (1970) fue lanzada como el primer sencillo de su carrera en solitario tras la separación de The Beatles. Alcanzó el puesto número uno en distintas listas a nivel mundial y fue la canción más vendido del Reino Unido en 1971.

También en Zero