*

Brasil podría autorizar el cambio de nombre y género en documentos oficiales

Por:

lunes 12 de junio de 2017 | 14:51 hrs.

Brasil podría autorizar el cambio de nombre y género en documentos oficiales

Gisele Alessandra Schmidt es la primera abogada transexual en llegar a la más alta instancia de la justicia brasileña.

Un momento histórico es lo que está viviendo Brasil y todo gracias a Gisele Alessandra Schmidt, abogada transexual que pretende cambiar la ley brasileña.

¿La razón? Quiere que el país reconozca el derecho a cambiar de género y de nombre sin necesidad de una operación, y así poder hacer los cambios de nombre y de género para personas transexuales en documentos oficiales.

Gisele se presentó ante el Tribunal Supremo el miércoles pasado , y su defensa fue tan espectacular que hasta los mismos magistrados se emocionaron, así al menos lo relata ella en una entrevista con Playground.

Aquí les dejamos parte de lo que dijo en su intervención:

“Siento que estoy haciendo historia, pero si estoy aquí delante de Sus Excelencias, es porque soy una superviviente. Sobreviví al apedreamiento moral y físico, a la prohibición de estar en la calle y en los espacios públicos incluso a la luz de la calle, a la mendicidad y al sepultamiento como indigente, como sucede con la mayoría de personas trans brasileñas sin que, ni en el momento extremo de muerte, tengan el merecido respeto al nombre y al género con el que se identifican”.

“También sé que hablo desde un lugar de privilegio, sea porque soy abogada o porque mi documentación civil refleja mi nombre verdadero y mi identidad de género. La inmensa mayoría de travestis, transexuales y hombres trans no tuvo las oportunidades que yo tuve y están al margen de cualquier tutela, reitero, muriendo apedreadas y apaleadas en total violación al principio constitucional fundamental de dignidad de la persona”.

Rodrigo Janot, Fiscal General de Brasil, está de su lado, ya que siente que “condicionar a la realización de tal procedimiento médico la alteración del registro civil, aunque sea de forma indirecta, choca, entre otros, con el derecho a la vida, a la salud, a la dignidad humana, al reconocimiento, a la libertad, a la privacidad y a la no discriminación, valores constitucionales de primera envergadura, explicó en una entrevista la semana pasada.

De tal forma, el fallo del Tribunal Supremo podría salir a favor, ya que los jueces estarían “sensibles a votar a favor”, sin embargo, la decisión se sabrá recién en agosto.

De salir todo positivo, el caso sentará precedente y las personas transexuales tendrán derecho a tener su nombre y género sentido en el documento.

También en Zero