*
Cerrar
En VIVO Se単al en Video

Donde la música importa

El triste prontuario de la doctora Cordero El triste prontuario de la doctora Cordero
Actualidad 8 de julio

El triste prontuario de la doctora Cordero

Por:
196 compartidos

Luego de sus declaraciones sobre Valentina Henríquez, la virulenta panelista fue desvinculada de Chilevisión. Esta no fue la primera de sus intervenciones destempladas. Acá, algunos puntos altos de su corrosivo currículo mediático.

Luego de que la doctora Cordero calificara en un programa de radio como “tóxica sadomasoquista” a Valentina Henríquez  y dijera además que “ella se calienta cuando le pegan”, el canal Chilevisión, donde ella participaba como panelista del programa Primer Plano, decidió alejarla de la estación.

Lamentamos que la Dra. María Luisa Cordero haya expresado, en medios de comunicación, opiniones que justifican y relativizan los actos de violencia contra mujeres en base a supuestas conductas y relaciones sadomasoquistas”, comunicó el Canal.

El texto difundido por Chilevisión continúa: Por este motivo, nuestro canal ha decidido que, a partir de hoy, no puede seguir contando con la Dra. M. Luisa Cordero entre su elenco de panelistas”, declaró el canal en un comunicado difundido el viernes.

Sobre sus dichos la doctora indicó:

“Yo me hago cargo. Soy dueña de mis silencios y responsable de mis palabras. Lo mío se llama franqueza en un país de mentirosos. Deploro que no pueda una especialista en psiquiatría opinar como opiné yo”.

Cordero descarriada

Por cierto, este no es el primer escándalo mediático en que María Luis Cordero se ve envuelta.

El 17 de junio de 2014, Cordero trató de «indio horroroso» a Alexis Sánchez y de «penca y engreído» a Arturo Vidal.

Sus improperios contra las estrellas de la selección, proferidos en el matinal Bienvenidos, le valieron el despido de Canal 13, a pesar de que la doctora ofreció disculpas públicas.

Cuando Cordero era panelista de Mentiras verdaderas, el programa fue sancionado dos veces por el Consejo Nacional de Televisión.  La primera, por sus dichos del 20 de febrero de 2012 en contra Kenita Larraín. La segunda por sus dichos el 8 de octubre del mismo año sobre una serie de personalidades políticas y deportivas del país.

El 11 de agosto de 2003, el programa“En la mira”, precisamente  de Chilevisión, denunció, mediante una cámara oculta, que Cordero y otros dos psiquiatras extendían licencias médicas de manera fraudulenta.

Los tres profesionales fueron acusados de fraude al fisco y abuso previsional. Cordero fue procesada por el delito de fraude previsional en 2005, pero la medida fue revertida en febrero de 2008 por la Corte de Apelaciones de Santiago. Paralelamente, el Colegio Médico de Chile inició un sumario que terminó con la expulsión de Cordero de la entidad el 11 de junio de 2004. Sin embargo, ella ya había presentado su renuncia al Colegio.

La doctora demandó a los cuatro periodistas implicados en el uso de la cámara oculta. En 2011, fueron condenados en primera instancia. La Corte de Apelaciones confirmó en 2012 el fallo por infringir la prohibición de grabar conversaciones privadas.

Comentarios

También en Zero