Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
En VIVO Señal en Video

Punto Zero

OK Computer y el Malestar de la Globalización OK Computer y el Malestar de la Globalización
Música 16 de junio

OK Computer y el Malestar de la Globalización

Por:

A veinte años del disco esencial de Radiohead, un repaso al contexto de una obra maestra.

Mil novecientos noventa y siete fue un año de catedrales musicales, discos que fueron construcciones sonoras monumentales, de capas complejas y atmósferas envolventes. Dos ejemplos pueden ser los discos Urban Hymns, de The Verve, y Ladies and Gentlemen, We Are Floating in Space, de Spiritualized. Pero la mayor catedral musical erigida en 1997 fue OK Computer, el tercer disco de Radiohead.

El grupo de Oxford construyó con ese álbum un manifiesto distópico y enrarecido sobre la sociedad de consumo y la zombificación del ciudadano/consumidor en el mundo globalizado. No deja de ser sintomático que el marco teórico del álbum (por que, para o bien o para mal, es innegable que aquí hubo un marco teórico) sea más evidente que en cualquier otra parte en el track “Fitter Happier”, que es el momento de OK Computer menos musical en el sentido tradicional.

Aquí, sobre un fondo ominoso de efectos de sonido, una voz robótica, generada a través de esos viejos softwares que leen palabras tipeadas, despacha una letanía sobre el ideal de una vida funcional, productiva y sin sobresaltos, donde todos podemos llegar a convertirnos, como dicen los versos finales en “un cerdo en una jaula tratado con antibióticos”.

En los días de una globalización triunfante cuyo carro era tirado por una prosperidad estadounidense que rompía nuevos récords, uno de los malestares posibles, uno de los pocos que se podían experimentar en un país desarrollado, era el hastío y la denuncia de la vacuidad del progreso material que, con una sonoridad arrebatadora, había plasmado Radiohead.

OK Computer fue la primera piedra de una banda sonora para los movimientos que paralelamente denunciaban las contradicciones de la globalización. Rondaba en el mundo un malestar difuso y vago al que este grupo logró imprimir dulzura, emoción y sentido.

Escucha aquí Ok Computer:

Comentarios

También en Zero